Dermolifting japonés contra la flacidez

A muchas mujeres nos preocupa el tema de la flacidez. Más que nada porque, aunque sea inevitable algún día, deseamos que ese día esté lo más léjos posible de nuestro rostro y cuerpo.

flacidez facial

Rostro firme y terso…SÍ      Rostro de Bulldog….NO

Léjos de los liftings y otras intervenciones de quirófano, llegan cada día nuevas técnicas menos invasivas y sin bisturí de por medio. El Dermolifting Japonés V-Lift, consigue un importante rejuvenecimiento de la zona tratada, gracias a la colocación de un material en forma de hilos reabsorbibles y biocompatibles con el organismo.

Se lleva a cabo con unas finas agujas, sin realizar incisiones y de manera indolora. Es apto para hombres y para mujeres. Tal y como asegura la Dra. Maria Jose Barba, especialista en medicina estética

Dermolifting Japonés V-Lifts consigue tensar diferentes zonas, tanto faciales como corporales

Esta técnica es indolora, rápida, pudiéndose realizar un lifting facial en 30 minutos e incorporándose a la vida cotidiana al momento de finalizar el tratamiento, sin anestesia infiltrada y Con incorporación inmediata a la vida laboral o social. Es un tratamiento de carácter clínico, por lo que solamente lo pueden realizar médicos debidamente formados, y en Centros hospitalarios y Clínicas médicas homologadas sanitariamente.

¿En qué consiste?

Comienza con la eliminación de cualquier impureza cutánea. Después se aplica un anestésico en crema, o frío.
Cuando ha hecho efecto se pone un antiséptico y se delimita la zona a tratar, realizando un dibujo de entramado de líneas, que sirve como guía de la colocación subdérmica de los micro-hilos dermalifting. No es necesaria incisión o anclaje de ningún hilo tensor. Se introducen mediante una microscópica punción con una aguja invisible e inapreciable, es decir, de diámetro mínimo. Una vez introducido el material Dermalif V lift, se procede a retirar la cánula. El hilo entonces queda tensado sin necesidad de anclajes de ningún tipo. Finalizado el proceso de colocación es posible aplicar una mascarilla para mejorar el confort del paciente.

Su durabilidad es a largo plazo, dado que se produce una fibrosis de los tejidos circundantes tratados que da lugar a un aspecto reafirmado y turgente. Es decir, actúa como un mallado, impidiendo la caída de los tejidos y las desagradable flacidez, arrugas y otros síntomas de la edad.

En resumen estos hilos actúan generando una especie de lifting biológico o “autolifting”

Los hilos se reabsorben a los seis meses, pero el efecto tensor perdura entre doce y dieciocho meses, dependiendo de cada caso concreto.

Precio: A partir de 300€ aproximadamente, dependiendo del grado de flacidez y las zonas a tratar.

Dra. Mª José Barba Martínez. Medicina y Cirugía estética

Tel: 91 556 80 79

Comments are closed.

Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: